APRENDER JUNTOS Y CONECTADOS

Algo muy notable esta sucediendo en la industria de medios dedicados a la enseñanza en línea. Academía y empresa reconocen después de la experiencia de los dos últimos años, que la necesidad genera innovación y cambios en la forma en que pensamos y diseñamos el aprendizaje en las universidades y el trabajo. La pandemia viral aceleró el desarrollo de habilidades en entornos virtuales y nuevos desafíos en la contratación. 


La primera ola tecnológica de la educación en linea comenzo en 2007 con el lanzamiento de la plataforma Moodle y posteriormente empresas innovadores se dedicaron a desarrollar nuevos modelos de negocio educativo, de tal manera que ahora, el contenido educativo está disponible de la manera más amplia y posible. Por mi experiencia en tecnología educativa e instructor de cursos en línea, he visto cuán transformadora ha sido utilizar nuevas plataformas de contenido. Millones de personas tienen acceso a un aprendizaje que les cambiará la vida, esten o no en la universidad, solo necesitan computadoras y disposotivos  móviles.

Sin embargo, hay un problema muy gordo en el aula en línea, las tasas de participación y finalización de un curso son muy bajas en comparación con el sistema tradicional, se nota falta de compromiso, incluso cuando los alumnos tienen acceso al contenido en casi todas las formas de presentación imaginables, el abandono y/o bajo nivel de rendimiento académico, es un problema a enfrentar con nuevos retos: ¿cómo diseñamos experiencias de aprendizaje efectivas? Recuerdo el comentario del colega Anival Torre Camones profesor de la FIIS UNAC, "no se aprende a andar en bicicleta viendo a alguien andar en bicicleta". Y siempre fue así, aprender de manera presencial o virtual, implica responsabilidad y efectividad.

He tenido la oportunidad de dialogar con profesores y alumnos de dos universidade nacionales sobre sus experiencias en las clases virtuales utilizando la plataforma moodle más el google meet y comparar con mi experiencia durante los años 2017 al 2019 en la Facultad de Administración de la Universidad Nacional del Callao. En pocas palabras puedo concluir: con o sin pandemía, estar conectado con un profesor y compañero de curso marca la diferencia. 

La mayoria de los profesores y alumnos observan una evolución en el aprendizaje utilizando las herramientas tecnológicas y aplicaciones multimedia, hay beneficios al escuchar una clase en su horario, y donde se encuentre en un momento dado, pero también aumenta la responsabilidad y eficacia cuando hay un compromiso de combinar las experiencias de trabajar en equipo entre alumnos apoyandose y fortaleciendo  lo aprendido. A continuación voy a responder a la pregunta ¿cómo diseñamos experiencias de aprendizaje en línea? teniendo en cuenta el regreso a clases semipresenciales, un escenario que antes de la pandemia era un sueño en casi todas las universidades del mundo.

La rendición de cuentas es un gran motivador

Antes del 2020 en la UNAC ningun profesor desarrollaba su asignatura utilizando los recursos y actividades pedagógicas de la plataforma moodle. El Vicerectorado Académico no tenía un plan al respecto. Al principio de la pandemia, con muchas dudas y bromas, los profesores comentaban "nunca serían mas productivos si utilizaban la plataforma moodle". La verdad, no teniamos metas, ni planes, solo deseos (incluido yo) y las autoridades "ni idea del aprendizaje asincrónico".

Rendir cuentas no solamente significa control, también implica tener un plan. A finales del primer semestre 2020 hubo mucha deserción e incertidumbre estudiantil. Un plan motivador significa muchas cosas: tutoría presencial o virtual para motivar a un grupo de alumnos, un programa con elemntos de elección para trabajar estableciendo hitos y plazos y un cronograma para completar y entregar trabajos. Además generar compromiso con el equipo y el profesor.

Aprender es un verbo

Aprender es un verbo, me comento varias veces el profesor FCA UNAC César Guevara Díaz y también se preguntaba ¿qué debe hacer un profesor para que los alumnos aprendan? y su respuesta era un programa de tutoría, combinando el aprendizaje con talleres en vivo para el desarrollo de casos prácticos. Ahora con las nuevas tecnologías podemos ir mas lejos, conectar a los estudiantes con expertos y profesionales via videoconferencias, generar oportunidades para que los alumnos colaboren y perfecionen sus habilidades mediante entornos de simulación en proyectos relevantes por especialidades.

Compare esto, con un estudiante que mira Ppts en su pantalla durante horas, escuchando, sin practicar o recibir comentarios sobre su progreso. Reconozco y valoro lo aprendido en los dos últimos años.

Aprender juntos y en conexión

Es un hecho, la innovación en el aprendizaje en el lugar de trabajo o en tu casa, presenta desafíos para las universidades y empresas. Estudiantes y profesores no quieren volver totalmente a las universidades. El aprendizaje en línea con innovadores planes de estudio amplifican y fortalecen lo aprendido. Nuevas relaciones para entornos muy complejos son los desafíos para aprender nuevas habilidades. Tal como sucedio hace quince años profesores y estudiantes serán los gestores de una nueva ola de aprendizaje en línea. 

El futuro es incierto, estar atentos a las tendencias de la educación en línea nos puede inspirar para ir siempre adelante con resposabilidad, eficacia y conexión.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ESCANDALO DEL PROFESOR DANY CAJAS NARRO REVELA MUCHAS COSAS EN LA UNAC

DESESPERADOS POR VACUNAR AL 100% SEGUNDA PARTE

TE COMPRO TU TAPABOCA MERMELERO