¿LOS SISTEMAS DE CLASIFICACIÓN DE UNIVERSIDADES REALMENTE MIDEN LA CALIDAD?

 

¿Cuáles son las mejores universidades del Perú? El listado internacional QS Latin America UniversityRankings 2023, elaborado por la consultora británica QS Quacquarelli Symonds, informa que la Pontificia Universidad Católica del Perú (13), Universidad Peruana Cayetano Heredia (50), Universidad Nacional Mayor de San Marcos (62) y la Universidad del Pacífico (97) están entre las 100 mejores instituciones de educación superior en latinoamérica.


La clasificación de este año presenta 428 universidades y 
tiene estos 6 indicadores para considerar a una universidad como referente frente a otras:

1. Reputación académica.

2. Empleabilidad

3. Proporción de docentes/alumnos.

4. Métrica de citas académicas.

5. Proporción de docentes.

6. Estudiantes internacionales que registra cada universidad.

Profesores o alumnos ¿debemos confiar o dudar de los datos que envían las universidades?

¿Son legítimos los sistemas de clasificación de universidades? ¿Informan con precisión datos en los que se puede confiar? ¿Realmente miden la calidad de la experiencia educativa en estas universidades? Algunos de los sistemas de clasificación de universidades también incluyen: el Informe sobre las mejores universidades de US News & World Report, The Princeton Review, las mejores universidades de Estados Unidos de la revista Forbes y los mejores valores universitarios de Kiplinger.

Si son legítimos, ¿Hay una mejor manera de clasificar las universidades? en el caso de   Quacquarelli Symonds (QS), el ingreso a este ranking se hace vía postulación y se admiten aquellas instituciones que cumplen con ciertos estándares luego de ser evaluadas con otras mediciones de prestigio como Scopus (investigación) y Webometrics (presencia digital). Actualmente, para muchos de los sistemas de clasificación de universidades, los datos son auto informados por la institución, Obviamente, esto puede dar lugar a posibles errores y generar suspicacias sobre la veracidad y precisión de los datos, conflictos de intereses y corrupción al momento que las universidades fabriquen datos para mejorar sus clasificaciones. Estos no son sistemas simplistas, por lo que las universidades envían datos que muchas veces provienen de diferentes Facultades y oficinas universitarias, lo que también puede generar errores.

¿Debemos confiar en que las universidades envían datos precisos? Esto, sin embargo, no siempre es el caso. En 2018, ocho universidades enviaron datos incorrectos a US News & World Report. 

Para todas estas universidades, los errores habrían afectado sus clasificaciones generales, lo que habría resultado en una clasificación más baja. En un caso específico relacionado con la escuela de negocios de la Universidad de Temple, los funcionarios de la universidad admitieron que se enviaron datos incorrectos intencionalmente y durante varios años para varios programas. ¿Otras universidades han hecho esto y se han salido con la suya?

Según artículos recientes la Universidad de Columbia presentó datos inexactos y perdió puestos, del segundo lugar en la clasificación cayó al decimoctavo. “La Universidad de Columbia dijo que se basó en “metodologías obsoletas y/o incorrectas” al enviar datos a US News & World Report para su consideración en las clasificaciones universitarias publicadas en el año 2021”.

Entonces, ¿cuántas otras universidades están enviando datos inexactos? ¿Son las clasificaciones realmente tan importantes? ¿Deberían las clasificaciones influir en dónde los estudiantes quieren asistir a la universidad? ¿Las clasificaciones tienen algo que ver con la calidad de la educación y la experiencia del estudiante? En última instancia, esas son las preguntas que debemos hacernos.

¿Las clasificaciones realmente miden la calidad de una experiencia universitaria? ¿Hay una mejor manera de evaluar la calidad académica? Siempre será necesario contar con los datos de las instituciones, pero ¿qué datos son importantes y cómo se deben contar y difundir esos datos? ¿Cuáles podrían ser algunos datos importantes para incluir? Esto preguntas necesitan respuestas y podría ser tema de invesigación. ¿Qué les interesa a los estudiantes al momento de elegir una universidad? ¿Qué factores son importantes para ellos? Además, ¿qué opinan las empresas sobre estos temas?

Estas son solo algunas cosas que podrían considerarse al investigar la calidad de una universidad. Hay muchos más. Uno de los factores más importantes sería el seguimiento de sus graduados, especialmente con respecto a las percepciones y actitudes de sus experiencias en la universidad. ¿Cómo se apoyó a los estudiantes? ¿Había una comunidad de estudiantes? ¿Los profesores estaban interesados en el aprendizaje de los estudiantes? ¿Hubo practicas preprofesionales disponibles en empresas para los estudiantes? ¿Fue importante el aprendizaje y el servicio en línea en la universidad? ¿Participaron los estudiantes en la toma de decisiones? Estos aspectos y muchos otros probablemente serían importantes para los estudiantes que investigan una universidad antes de postular. Las experiencia universitaria peruana confirma que las universidades están concentrados  en promocionar sus centros preuniversitarios y sus exámenes de admisión que la clasificación internacional.

Entonces, ¿cómo medimos la calidad de una universidad? ¿Es a través del uso de sistemas de clasificación o necesitamos hacer algo totalmente diferente y más significativo? ¿Estamos realmente recopilando los datos correctos e importantes y los estamos informando, o los datos que estamos recopilando no son realmente una medida de calidad? ¿Se debe recopilar algún otro tipo de datos? Tal vez los datos ya se están recopilando, pero los sistemas de clasificación no exigen que las instituciones los informen. Esas son las preguntas que debemos investigar al considerar la calidad de una experiencia educativa para los estudiantes. 





Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ESCANDALO DEL PROFESOR DANY CAJAS NARRO REVELA MUCHAS COSAS EN LA UNAC

TE COMPRO TU TAPABOCA MERMELERO